Panna cotta de chocolate blanco + coulis de frambuesa (Dedicado a MªÁngeles de Cocinar sin Miedo)

El reto de este mes de las chicas de Film and Food ha sido muy interesante. Consistía en proponer una receta de chocolate y enviársela. Ellas, han cruzado todas las recetas entre los participantes y las han repartido. Con lo que a mí me tocó hacer Panna Cotta de chocolate, por encargo de Mª Ángeles de Cocinar sin miedo.  Espero que le guste.
La panna cotta es un postre típico italiano que se compone básicamente de nata, leche y gelatina. Después existen múltiples variantes en las que se les añaden frutas. 
El postre es típico de la región del Piamonte. La primera vez que probé este postre fue en un viaje de estudios a Torino. Tengo que decir que no me gustó mucho ya que no soy amante del sabor de la leche, tomé la versión clásica. Sin embargo la que me encargó MªÁngeles me ha encantado, ella la propuso con chocolate. Yo la he hecho con chocolate blanco, por ser la que más se adaptaba estéticamente a la receta clásica. Está deliciosa!!! Suave pero con un toque divertido de las frambuesas.
Panna Cotta de Chocolate blanco + coulis de frambuesa

Ingredientes para cuatro personas:
Para la Panna Cotta:
300 ml de leche desnatada
100 ml de nata líquida
125 g de chocolate blanco
4 hojas de gelatina
Para el coulis:
150 g de frambuesas
20 g de sacarosa
1 Lima
Preparación:
Hervimos la leche y la nata. Retiramos del fuego y le añadimos el chocolate y la gelatina, previamente hidratada. Mezclamos hasta que estén ambos fundidos. Vertemos en los vasos de presentación y lo metemos en el frigo durante almenos dos horas.
Para el coulis, cocemos las frambuesas y la fructosa. Cuando la fructosa esté deshecha lo colamos. Le rallamos la piel de la lima (como media lima) y le añadimos una cucharadita de zumo de lima.
Una vez cuajada la panna cotta le vertemos el coulis de frambuesa y devolvemos al frigo hasta el momento de servir a la mesa.

Gracias a MªÁngeles y a Álba e Ingrid de Film and Food por proponerme esta receta que me ha gustado tanto. Un beso a las tres!

Anuncios

Guisantes Marineros

Me gustan muchísimo los guisos marineros y los hago con frecuencia. Me permiten juntar verduras y pescados o mariscos en un mismo plato. Y además, van muy bien para cuando quieres dejarte la comida preparada de un día para otro. 
Hoy traigo un plato al que he bautizado con el nombre de “Guisantes Marineros”, que no dejan de ser guisantes con sepia. Plato muy habitual en la cocina catalana. Pero esta es mi versión, no sé cual es la más purista y por ello prefiero no llevar a error a nadie.
Con esta receta participo en el concurso que ha organizado Angie para celebrar sus 1000 seguidores y un millón de visitas. ¡Qué pasada! Pero no me extraña en absoluto, es un blog en el que se habla de cocina muy variada y además tiene una forma sencillísima de explicar las recetas.

Guisantes Marineros
Ingredientes para cuatro personas:
2 sepias grandes frescas (Le pedimos al pescadero/a que nos la limpien pero que nos guarde la salsa. Se trata de una vesícula, que esta junto a la tinta de color marrón, y que aporta muchísimo sabor al guiso)
1 Kg de guisantes congelados 
1 cebolla grande
4 tomates maduros
200 g de gambas peladas
Unas hebras de azafrán
Aceite de oliva
Sal
Un vaso de agua
Preparación:
Picamos la cebolla bien pequeña y fina. La ponemos a freír con un poco de aceite en una olla con capacidad para todo el guiso. Añadimos los tomates rallados una vez esté la cebolla. 
Al cabo de un par de minutos ponemos la sepia cortada en dados. Removemos y mezclamos bien y añadimos los guisantes. Le ponemos la salsa de la sepia. Le añadimos un vaso de agua y dejamos hervir a fuego lento. Cuando haya empezado a hervir salamos y ponemos las hebras de azafrán. 
Cuando falten unos 10 minutos le añadimos las gambas peladas. Cuando los guisantes estén blandos y las gambas hechas, está listo. 
Bon profit!!

Gambas con almendras y un toque de mantequilla

¿Os apetece una tapita de gambas con almendras? Hace unos días vino mi familia cenar a casa y este fue el primer plato. Para la cena lo serví en plato y les gustó mucho. 
Las gambas las compré congeladas ya peladas. Normalmente las compro frescas, pero la verdad, me arriesgué porque las vi muy grandes y no me arrepiento, estaban buenas. 
Hay que tener en cuenta una cosa muy importante, hay que comerlas en el momento, sino las almendras absorben todo el líquido y se reblandecen. 
Gambas con almendras y un toque de mantequilla
Ingredientes para cuatro personas:
500 g de gambas peladas grandes 
150 g de almendras fileteadas
75 g de mantequilla
2 dientes de ajo
Aceite de oliva
Sal 
Guindilla (Para los atrevidos)
Preparación:
Tostamos las almendras en una sartén sin aceite. Cuando empiecen a coger color las retiramos del fuego y las reservamos. 
En una cazuela ponemos aceite, que prácticamente cubra el fondo y ponemos los dientes de ajo fileteados. Cuando empiecen a dorarse le añadimos la mantequilla y las gambas.
Como os digo siempre a mí me gustan poco hechas por tanto las dejo poco rato al fuego. Cada uno a su gusto. Salamos. Una vez apagado ya el fuego le ponemos las almendras tostadas ligeramente y lo mezclamos todo. 
Como he dicho antes hay que servirlo rápido para que esté en su punto.

Os deseo un feliz sábado a todos. Besitos!

Clafoutis de moras y arándanos

Llego por los pelos!!!!! Como siempre todo a última hora. Creo que me tendría que ir mentalizando que si ya no he cambiado, no creo que lo vaya ha hacer ahora, no? 
Me lo dejo todo para el final y me da una rabia, que no os imaginais. 
Bueno el tema es que casi no llego a la receta de hoy. Pero aquí estoy, así que vamos al lío.
Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de mayo nos invita  a preparar un clásico de la cocina francesa, Clafoutis.
La primera vez que hoy hablar de este postre fue a Karlos Arguiñano y la verdad, me llamó la atención por el nombre. Es una palabra que me gusta mucho como suena. Según he visto en Wikipedia la palabra proviene de “Clafir” que significa rellenar en occitano. 
Resulta un dulce muy ligero, no se hace nada pesado. La masa tiene prácticamente los mismos ingredientes que los crêpes, pero se le añade frutas antes de hornear. 
El clafoutis tradicional es con cerezas, aunque se le puede poner cualquier tipo de frutas. 
Clafoutis de moras y arándanos
Ingredientes para cuatro claufoutis individuales:
250 g de moras y arándanos congelados
100 g de fructosa
125 g de harina 
3 huevos
300 ml de leche 
Una pizca de sal
Preparación:
Precalentamos el horno a 180ºC. 
Ponemos en un bol la harina tamizada, la fructosa y la pizca de sal. Por otro lado batimos los huevos, y los vertemos sobre la mezcla de harina y fructosa. Lo mezclamos y poco a poco vamos añadiendo la leche. Lo mezclamos todo. 
Dependiendo el molde que utiliceis habría que cubrirlo de mantequilla (porcelana, vidrio) yo lo he hecho con los de silicona y no es necesario. 
Ponemos en el fondo del molde las moras y arándanos, ya descongeladas (las descongelé y escurrí un ratito, por si acaso echaban agua?) Con un cazo llenamos los moldes con la masa. 
Horneamos durante unos 30 o 35 minutos a 180ºC. En mi caso con 30′ han tenido suficiente. 
También tengo que deciros que habitualmente se sirven fríos y en el recipiente en el que se han horneado, aunque yo no lo he hecho!!
Probarlos, es fácil y están riquísimos. 

Mermelada de Kiwi acompañada de merengues

Este mes de mayo los chicos de “Memòries d’una cuinera” nos han propuesto hacer mermelada. 
En cuanto lo vi me encantó la idea. Es un producto que utilizo cada día y que no pienso volver a comprar más. Me ha encantado el resultado. Más sana, con fructosa y menos dulce. Más no le puedo pedir! Además, como le decía el otro día a una amiga bloguera, cada vez que borro un elemento de la lista de la compra, porque lo hago yo, disfruto un montón. 
El domingo acompañé la mermelada con unos merengues. Se me hicieron un pelín de más. Me fuí a votar y los dejé en el horno. Estaban buenos, pero me hubiesen gustado más blanquitos. 
Mermelada de Kiwi acompañada de merengues

Ingredientes para la mermelada:
1 Kg de kiwis pelados
400 g de fructosa
1 Limón 
Para el merengue (8 como los de la foto):
3 claras de huevo
12 cucharadas de fructosa 
Una pizca de sal
Preparación:
Ponemos en una olla los kiwis pelados y cortados al fuego. Añadimos la fructosa y el zumo de limón. Lo mantenenos al fuego durante unos cuarenta minutos aproximadamente. Yo le pasé la batidora en el último momento y lo dejé hervir unos diez minutos más. Hay que remover continuamente. 
Cuando tengamos el punto de la mermelada lo pasamos al bote de cristal esterilizado. 
Nos ponemos con el merengue. Ponemos las claras en un bol con un poquito de sal. Y a batir. Yo lo hice con varillas y la verdad es que se montaron bastante rápidas. 
Una vez montadas les añadimos la fructosa con movimientos envolventes. Pasamos la mezcla a la manga pastelera y hacemos montañitas sobre el Sitpat y al horno. La temperatura del horno 120 grados y durante una hora y media. 
Emplatamos al gusto. 
Feliz día a todos!
Fuente: Para el merengue Revista Comer y Beber; Para la mermelada un montón de recetas de la blogosfera. Gracias a todos!!!