Vasito asturiano

Isabel del Blog “Aliter Dulcia” ha preparado un concurso para celebrar que ya tiene 1000 seguidores, bueno en realidad en estos momentos tiene 1128 lo cual es una auténtica pasada. Tengo que deciros que no me extraña en absoluto porque es un placer cada mañana ver su nuevo post con recetas súper interesantes en las que explica los orígenes de la receta o curiosidades sobre el ingrediente. Bueno, ¿qué hago explicándoos el blog? si es archiconocido.
El concurso consiste en realizar una receta asturiana, bien con receta asturiana o bien con ingredientes típicamente asturianos. Yo he optado por una creación propia con los ingredientes que a mí me evocan esas tierras asturianas.

Vasito Asturiano
Ingredientes para cuatro vasitos:
2 manzanas Royal
1 chorizo asturiano
1 morcilla asturiana
8 tostadas
Un chorreón de sidra natural
Queso Cabrales
Sidra natural

Preparación:
Pelamos y cortamos las manzanas y las ponemos a hervir con un sidra natural. La sidra cubrirá la manzana. Cuando esté blanda la manzana pasamos la batidora para hacer un puré con la manzana y la sidra. Reservamos.

Desmenuzamos el chorizo, la morcilla, el cabrales y las tostaditas.
Pasamos ya a montar el vasito. Ponemos primero las migas de tostada, a continuación un poco de chorizo. Encima el puré de manzana, después migas de morcilla y por último espolvoreamos el cabrales.

La combinación de sabores es deliciosa sobretodo gracias al contraste con la manzana. Animaros a probarlo y ya me contareis.

Anuncios

Coques de Sant Joan

Las que traigo hoy son cocas de Sant Joan pero casi, casi podrían ser de Sant Pere, por las fechas en las que estamos ya. 
Pero bueno las cuelgo hoy, pero nos las comimos para la verbena de Sant Joan. 
Estoy muy, muy contenta con el resultado. Para mí era un reto difícil ya que nunca había cocinado este tipo de masas y encima tenía dieciocho invitados en casa, o sea, que yo estaba de los nervios. 
Me alegro muchísimo que las chica de “Memòries d’una cuinera” plantearan esta receta para el reto mensual ya que sino hubiese sido así problabemente no me hubiese atrevido. 
Para realizar la receta he seguido a dos cocineros o pasteleros increíbles. Para la coca  la receta pertenece al blog “La Lionesa” y para la crema he utilizado de una de mis principales fuentes de inspiración “El món de Juju”, gracias a los dos por unas recetas tan ricas. 
Coques de Sant Joan
Ingredientes para dos cocas de 30×40 aproximadamente cada una:
La masa: 
Para la masa madre:
200 g de harina de fuerza
20 g de levadura prensada
Leche tibia 
8 g de sal 
Para la masa de briox:
200 g de harina de fuerza
8 g de levadura prensada
1 huevo
100 g de fructosa
20 g de mantequilla
Leche tibia
1 cucharada de café de anís
Raspadura de una vaina de vainilla
Una cucharada de café de canela en polvo 
Los rellenos:
Para la  de crema:
500 ml de leche sin lactosa desnatada
La piel de un limón
150 g de fructosa
1 rama de canela
20 g de harina de maíz 
4 yemas 
Para la de piñones
75 g de piñones
Fructosa
Preparación de la masa de briox:
Precalentamos el horno a 200ºC.
Lo primero que tenemos que hacer es disolver la levadura en un poco de leche tibia. Mezclamos la disolución con la harina, la sal  y le añadimos la leche que admita. Amasamos hasta que consigamos una masa consistente. Hacemos una bola y la dejamos levar tapada con un trapo en un sitio libre de corrientes. 
La masa deberá doblar su tamaño, en mi caso tardó casi una horita. 
Una vez levada la masa madre empezamos con la masa de briox. Por un lado deshacemos la levadura en   un poquito de leche tibia. Por otro en un bol ponemos, el huevo, la mantequilla, el azúcar y por último añadimos la levadura disuelta en la leche tibia. Lo mezclamos todo y continuamos añadiéndole la cucharada de anís, la canela y la ralladura del interior de la vaina de vainilla. 
Cuando todos estos ingredientes estén bien mezclados ponemos la harina y le vamos añadiendo leche mientras que la admita. Nuestro objetivo será que la masa ya no se pegue en los dedos. 
Cuando lo hayamos conseguido lo mezclamos con la masa madre y amasamos. 
Con todo bien mezclado y amasado le añadimos un poco de aceite, que nos ayudará a que no se pegue la masa ni al mármol ni a las manos. Lo dejamos reposar durante unos 15 minutos. 
Pasado este tiempo hacemos dos bolas, las volvemos a dejar reposar unos cinco minutos más y les damos la forma de la coca. 
Yo las puse las dos sobre un papel sulfurizado en la bandeja del horno las pinté con un huevo batido y allí las acabé cada una con su relleno. 
Coca de crema:
Pues habrá que hacer la crema… Así que ponemos un cazo al fuego con la leche, la canela y la piel de limón. Cuando empiece a hervir le añadiremos el azúcar que previamente lo habremos mezclado con la fructosa y la harina de maíz. Movemos continuamente la  mezcla con las varillas y poco a poco la mezcla irá engordando. Cuando tengamos el espesor deseado la apagamos y la dejamos atemperar. 
Como ya tenemos la coca preparada en la bandeja de horno, simplemente metemos la crema en la manga pastelera y la ponemos sobre la coca con las formas que más nos gusten. Por último espolvorearemos fructosa por toda la superficie de la coca. 
Coca de piñones:
Espolvoreamos abundante fructosa y los piñones, sin más!!
Tanto la una como la otra una vez tengan su relleno las metemos en el horno a 200ºC durante un cuarto de hora aproximadamente o bien hasta que veamos que empiezan a dorarse. 
Lo mejor de estas cocas aparte de su sabor es el aroma que desprendían, espectacular!!
Os recomiendo, si os gusta la Coca de Sant Joan paseís por el blog de Memòries para ver todas las cocas participantes en el reto, es una auténtica delicia. 

Solomillo de cerdo ibérico relleno de gorgonzola y cubierto de bacon

Al poco tiempo de introducirme en  los blogs de cocina, pasaba muchos ratitos descubriendo blogs. Cada día intentaba descubrir alguno. Hubo un día que me quedé muy impresionada ya que llegué hasta un blog delicioso, me gustaba prácticamente todo lo que allí se publicaba y además estaba super bien explicado. 
Pasé muchos días que en vez de intentar descubrir nuevos blogs investigué a fondo este que había descubierto. 
Cuando leí que la familia le había regalado por su cumpleaños a la autora un blog me pareció un regalo estupendo y aún me enganchó más. 
La autora del blog es Dolorss y la joya se llama “Blog de Cuina de la Dolorss”
Dolorss junto con “Gourmet Rural” han organizado el II Concurso de recetas: Blog de Cuina i Gourmet Rural. Finaliza hoy, así que si os dais prisa estáis a tiempo!
El concurso consiste en utilizar pan y un producto derivado del cerdo. Así que mi aportación es esta:
Solomillo ibérico relleno de gorgonzola y cubierto de bacon
Ingredientes para cuatro tapas como las de la foto:
1 solomillo de cerdo ibérico 
4 rebanadas de pan con semillas 
150 g de bacon ahumado cortado muy finito
1 trozo de gorgonzola dolce
Preparación:
Abrimos el solomillo por la mitad sin llegar a partirlo y le hacemos secciones de arriba a abajo para que nos permita introducir el queso. Salamos y le ponemos tiras de queso en el centro del solomillo. Yo tenía una cuña  e hice tiras horizontales de un par de centímetros aproximadamente. 
Cerramos el solomillo, lo salamos y lo envolvemos con el bacon intentando que las terminaciones queden todas en el mismo lado. 
Lo ponemos en una sartén bien caliente y dejamos que se dore, primero por la zona donde están las terminaciones. Vamos dándole vueltas para que todas sus partes queden doradas y llegue el calor al interior. 
Cuando esté lo cortamos en cuatro trozos y lo ponemos sobre un trozo de pan cortado en redondo con en  molde redondo. 
Es fácil y está muy, muy rico. Espero que os guste y sobretodo a Dolorss!!

Ensalada de algas y piña

Hace ya más de un mes fui a “El Corte Inglés” para comprar el curry Tikka Masala. Dando una vueltecilla por el super, que me encanta, encontré un stand todo lleno de algas de diferentes tipos. 
Compré de dos tipos diferentes “Espaguetis de Mar” y “Musgo de Irlanda”. Las primeras en el dorso del paquete nos recomiendan hacerlas cocinadas, mientras que las segundas se pueden comer cocinadas pero también en ensalada. 
Como yo tenía pendiente hacer  “La recepta del 15” pensé en utilizar las algas. Siempre digo que estos retos me sirven para conocer cosas nuevas. Lástima que en esta ocasión el resultado no ha sido el que esperaba. 
Para empezar, al hervirlas, tras hidratarlas en agua salada cinco minutos, el olor es intensísimo. A nosotros nos ha parecido casi desagradable. Ahora tenemos toda la casa llena de inciensos encendidos. 
La textura, un poco “mocosa” me ha dado un poquín de repelús y por último el sabor, que tampoco nos ha gustado nada. 
No todo podía gustarnos en este blog, no??
No creáis que no me he dado cuenta que ya no es día 15, pero ayer la cosa se complicó y más vale tarde que nunca. Y espero que no les importe a Marina, Sandra y Xavi de “La recepta del 15”. Aquí teniu, macos la meva aportació. 
Ensalada de algas y piña  

Ingredientes para dos personas:
Un par de manojitos de algas (Musgo de Irlanda) 
4 rodajas de piña en almíbar
6 tomatitos cherrys de tres colores
Para la vinagreta:
Aceite de oliva
Crema de vinagre balsámico a las fresas
Nueces
Sal
Preparación:
Lo primero es hidratar las algas en agua con sal durante cinco minutos. Después se tienen que hervir durante una media hora. Pasado este tiempo las escurrimos y enfriamos. 
Ponemos en nuestras copas o platos las algas, piña y tomatitos. 
En un bol emulsionamos el aceite con la crema y por último añadimos las nueces. Lo vertemos sobre la ensalada ligeramente salada. 
Para el que le gusten las algas debe de estar buena, no?

Bizcochito de pistachos y chocolate blanco con gelatina de moras

Como todos vosotros sabéis “Whole Kitchen” celebra su primer año de vida. Para celebrarlo han organizado un concurso al que han titulado “Tu mejor bizcocho”. 
En casa de momento comemos pocos bizcochos, y hasta hace poco siempre hacía el mismo. Desde que tengo el blog hemos probado alguno más, pero no soy una gran especialista. El bizcochito que os traigo no era nuestro favorito, ahora lo es, pero sólo hasta que descubramos otro mejor. En casa somos muy cambiantes!
Desde luego no es un bizcocho para tenerlo habitualmente, ni para dar de merendar a los peques. Requiere un poquito más de trabajo y no es hipocalórico, precisamente, pero de vez en cuando, podemos darnos el gusto. 
Antes de empezar os quiero aclarar alguna cosilla. Lo horneé en un molde de plumcake y después lo corté. Primero lo corté por la mitad y una vez añadida la gelatina hice las porciones individuales.
Le puse una puntita de colorante verde Wilton, hubiese admitido un poquito más. 
Bizcochito de pistacho y chocolate blanco con gelatina de moras

Ingredientes ocho porciones individuales:
Para el bizcocho:
150 g de pistachos pelados
120 g de harina
3 huevos
120 g de fructosa
180 g de mantequilla  
8 g de levadura
Colorante verde Wilton
Para la gelatina de moras
250 g de moras
50 g de fructosa
3 hojas de gelatina
Preparación:
Del bizcocho: Precalentamos el horno a 180ºC. Mezclamos en un bol la fructosa del bizcocho y la mantequilla en pomada. Lo mezclamos muy bien y le añadimos el chocolate blanco que previamente habremos deshecho. A continuación vamos incorporando las yemas los huevos uno a uno. Reservamos. Por otro lado mezclamos la harina, la levadura y los pistachos. Cuando este todo incorporado le vamos añadiendo poco a poco la mezcla de huevos y mantequilla. Finalmente le añadimos las claras a punto de nieve con movimientos envolventes. En este momento le podemos poner un poquito de colorante verde.  Introducimos la mezcla en un molde previamente encamisado. Horneamos hasta que comprobemos que introduciendo un pincho o palillo sale limpio. Si vemos que se hace mucho por fuera y le falta en el interior, podemos tapar la superficie con un papel de aluminio o un papel de horno. 

Mientras se hace el bizcocho ponemos las moras limpias en una olla junto con los 50 g de fructosa. Hervimos a fuego lento durante unos diez minutos moviendo continuamente. Cuando estén las pasamos por la batidora y después por un colador para quitarle las pepitas. No añadiremos la gelatina hasta que   vayamos a rellenar el bizcocho.

Cuando el bizcocho esté bien frío podemos cortar las costras y lo partimos por la mitad. Ponemos un film en el fondo del molde y metemos una de las partes del bizcocho ponemos las moras con las hojas de gelatina ya mezcladas. Metemos esta mezcla en el frigo durante unos 10 minutos. Finalmente, ponemos la otra placa de bizcocho encima cerramos con el papel film y lo guardamos en la nevera durante al menos dos horas. 
Antes de servir y recién sacado de la nevera aprovechamos para hacer los cortes individuales y para cortar una finísima capa lateral en el caso de que la gelatina se haya salido un poco. 
Para presentar podemos poner unos pistachos picados por encima del bizcochito. 
Espero que os guste, y no penséis en las calorías, haced como yo, compesad con otras cosas y a hacer footing!!!
Fuente: La idea la tomé del Especial Cocina ¡Hola! pero está bastante alejada de la original. Más que nada me basé en las cantidades para el bizcocho.