Buñuelos de viento

Que difícil me está resultando este invierno!! Cada año se me hacen más largos y duros. Ahora entiendo a los abuelitos del norte de Europa que se vienen a vivir a España a disfrutar del buen tiempo, o más bien huyendo de los días grises y fríos.

Por fín el frío afloja y el día se alarga, necesito luz. Yo, como las florecillas y animalitos del bosque despierto del letargo y empiezo a tener las pilas cargadas para vivir intensamente la primavera y verano.

Y no es que haya estado parada, al contrario no he parado pero sin fuerzas ni ganas de escribir. Por eso hace mucho que no paseo por otras cocinas. Me temo que a partir de ahora va a ser muy difícil ya que ando liada en un montón de temas.

Para retomar la actividad bloguera he hecho unos buñuelos de viento o de cuaresma. Aquí en Cataluña son típicos en estas fechas. Se pueden comer rellenos de crema, por ejemplo pero yo los he hecho de solitos, por tanto… de viento!

La masa de estos buñuelos es pasta choux, muy fácil de hacer y rapidísima, en unos veinte minutos estamos con los buñuelos encima de la mesa.

Buñuelos de viento

Ingredientes para unos 50 buñuelitos:

125 g de agua

125 g de leche

3 g de sal

5 g de azúcar

110 g de mantequilla

140 g de harina tamizada

3-4 huevos

Más azúcar para rebozar los buñuelos

Un chorrito de anís dulce

Aceite de oliva para freír los buñuelos

Preparación:

Ponemos en un cazo el agua, la leche, la sal, los cinco gramos de azúcar y la mantequilla. Cuando empiece a hervir añadimos la harina y en el fuego movemos enérgicamente para que pierda la humedad. Cuando la masa se nos empieza a separar de las paredes retiramos del fuego y ponemos en un bol.

En el bol vamos añadiendo los huevos uno a uno y no pondremos uno hasta que el anterior esté completamente absorbido por la mezcla. Es posible que la mezcla no admita los cuatro huevos y por tanto el último lo añadiremos ya batido por si acaso no podemos añadirlo en la totalidad y teniendo en cuenta que añadiremos el chorrito de anís para aromatizar el buñuelo. En mi caso prácticamente han sido cuatro gotas.

El punto de la masa será el que en la espátula hace una forma de “pico de pato”.

La masa, en este punto, nos serviría para hacer unas lionesas (al horno) o quizás unos  buñuelos salados. En nuestro caso lo que haremos es freír, en aceite abundante y muy caliente, pequeñas porciones de la masa que podemos hacer o bien con la manga pastelera o bien con la ayuda de dos cucharas.

Dejamos que se doren bien y al retirar del fuego escurrimos en un papel absorbente  y por último los bañamos en azúcar en grano.

Son ideales para tomarlos a media tarde con un cafecito, pero también para desayunar con un vasito de leche. En casa no han durado más de media hora en la mesa!!

15 pensamientos en “Buñuelos de viento

  1. Estheeeeeeeeee!!!! dami unooooooooooo!!! uno solooooooooooo vaaaaa!!!! cosa más deliciosa coñeeeee!!! nunca me he animado con ellos pero después de ver estos que has hecho…. ya está bien!!!!! estos los tengo que hacer a naricesssss!!! los necesitoooooo!!!!

    Besiñossss!!!! :)))))

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s