Paella

La paella. Plato estrella en muchas casas de este país y en periodo estival me temo que más todavía. Por ese motivo:
Whole kitchen  en su Propuesta Salada para el mes de julio nos invita a preparar un clásico de la cocina española, la Paella. 
Este es uno de mis platos preferidos pero tengo mis manías. Jamás la como fuera de casa, me refiero a restaurantes. Tengo el listón muy alto y el motivo no es otro que la paella de mi padre es la mejor del mundo, mundial!!!! Tengo que decir que mi hermana le va a la zaga y no tiene nada que envidiarle, pero la vetaranía del Maestro es un grado. 
Por este motivo, teniendo unos paelleros como los que tengo en casa yo, prácticamente ni lo intento. Hago todo tipo de arroces pero la paella la reservo para cuando me invitan a sus casas. 
El otro día hicimos una comida familiar y fue mi padre el que hizo la paella en mi casa. Incluso se trajo la olla en la que la hace. Que no es una paellera, pero le sale exquisita. 
La preparación de la receta es la redacción que me ha enviado mi padre. Me ha hecho hincapié en  que os diga que es una paella sui generis. No es valenciana, no es de marisco exclusivamente. Tampoco de verduras. Es la nuestra, la de mi familia. LA PAELLA DE MI PADRE. 
La paella de mi padre

Ingredientes para ocho personas:
1 kg de arroz 
16 gambas rojas grandes 
16 cigalas grandecitas fresquísimas
2 sepias limpias y la salsa de una de ellas
6 calamares grandes 
1/2 Kg de mejillones
1/4 almejas
1 Kg de carne magra de cerdo
3 tomates rallados
Unas hebras de azafrán
3 ajos
Unos granos de pimienta
Sal 
Aceite de oliva
Preparación (transcripción de la receta de mi padre): 
Freímos dos o tres ajos, que machacaremos en el mortero con unos granos de pimienta, el azafrán y un poco de sal.

Mientras, abrimos los mejillones y las almejas con agua salada que luego usaremos para el caldo.

Doramos la carne. Truco: Ha de quedar bien dorada, esto hará que el arroz coja un punto enganchoso. Cuando está, muevo toda la carne a la mitad derecha de la paella y en la otra mitad doro la sepia y el calamar. Cuando está lo junto todo a la derecha y en el espacio que queda doro dos o tres tomates rallados.

Luego lo juntamos todo para que se junten los sabores,ahora es el momento de poner lo del mortero disuelto con parte del caldo de los moluscos y añadimos el resto a la paella. Añadimos agua caliente y dejamos hervir hasta que todo este,casi blando, se acabara de ablandar con el arroz.

Añadimos agua caliente si ha reducido tras la cocción, corregimos de sal y cuando vuelva a hervir ponemos el arroz, la medida... Yo suelo hacer un caballón de lado a lado de la paella, que sobresalga.

Tras extender bien el arroz por todo el recipiente (no se volverá a tocar) es el momento de poner, clavándolos, los mejillones y las almejas, por último colocamos bien tapado por el caldo el marisco. Imprescindibles las gambas rojas y unas cigalas frescas.

La cocción, esto se aprende de la experiencia, pero... Fuego fuerte durante los primeros 5-10 minutos controlando que hierva igual por todos lados, yo suelo mover la paella dándole la vuelta, luego otros 5 minutos reduciendo el fuego para que hierva más por el medio. Al final fuego fuerte hasta que no quede caldo ninguno, se oiga, literalmente, crujir el arroz, y huela a quemado si acercas la nariz.

Truco. Dejar reposar 5 minutos con el fuego apagado, y tapado con un trapo de cocina limpio.

Cada paella que hagamos nos saldrá mejor que la anterior, ya que la experiencia cuenta mucho en la cocina, y con esta maravilla de plato, más...



Vamos, no hace falta decir nada más, verdad?


					

Ensalada de habitas tiernas y kumato con arroz basmati

Por fin ha llegado el día 15!!! Estaba deseando y os preguntareis el porqué? Desde principio de año los blogs “Els fogons de la Bordeta” i “Xocolata desfeta” iniciaron una nueva aventura llamada “La recepta del 15”.

Cada mes proponen un ingrediente y todos aquellos que queramos, cocinamos un plato con dicho ingrediente. Después hacen un compendio de las recetas y lo publican en sus blogs.
Este mes como habréis deducido han tocado las habas.
Me hace ilusión porque yo he ido siguiendo distintos blogs, a los que admiro mucho, y participaban en ese reto y ahora aquí estoy yo participando!!! Me gusta mucho este tipo de retos ya que proponen ingredientes o platos que quizás a uno sólo no se le ocurrirían.
“Gracies Marina de “Xocolata Desfeta” i Sandra i Xavi de “Els fogons de la Bordeta” per aquest tipus d’iniciativa i pel vostre esforç”
Vamos  a la receta del 15!

Ensalada de habitas tiernas y kumato con arroz basmati


Ingredientes para cuatro personas:
500 gr de habas tiernas
6 tomates kumato
400 gr de arroz basmati
150 gr de beicon ahumado
2 cebollas grandes
Vinagre balsámico de Módena
1 rama de menta
Aceite de oliva
Sal

Preparación:
En primer lugar, desgranamos las habas y las ponemos a cocer unos 7/8 minutos. Cuando las apartamos las echamos en agua fría un par de minutos después las ponemos a escurrir. Reservamos. Lavamos y cortamos a daditos los tomates y los volcamos en un bol y a esto le añadimos las habitas. Aliñamos ésta mezcla con aceite de oliva, el balsámico, la sal y cortamos muy finita la menta y la espolvoreamos por encima. Lo reservamos en la nevera.

Ponemos a cocer el arroz en una olla con abundante agua salada durante unos 18 minutos. Mientras tanto, pelamos y cortamos las cebollas a tiras. Las ponemos a freír en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolla empiece a estar doradita la retiramos y reservamos en un bol grande.
En la misma sartén freímos el beicon con la tapa a mano ya que salta muchísimo. El beicon deberá estar cortado en tiras largas. Lo dejamos hasta que esté bien crujiente y lo apartamos también.
Cuando el arroz esté listo, lo escurrimos y lo enfriamos ligeramente bajo el grifo. Una vez bien escurrido, lo volcamos al bol en el que teníamos la cebolla fritita y lo mezclamos bien.

Para servirlo, podemos hacerlo como en las fotos, por un lado el arroz que estará tibio, con el crujiente de beicon encima y por otro la ensalada fría y cada uno lo mezcla a su gusto. O bien, primero ponemos en el plato el arroz y encima la ensalada fresquita y sobre ésta el crujiente de beicon.
En casa al principio, cuando les dije lo que era me giraron un poco el morrillo pero luego les encanto!
Espero que a vosotros también!

Risotto con rucola e pomodori secchi

Hace unos días los amigos de “El taller de cuina” cumplieron dos años de vivencias blogueras  y 12000 visitas. Por ese motivo nos lanzaron un reto súper interesante al que han llamado “La recepta viatgera”.

A ellos les encanta viajar y han pensado que cocinemos aquella receta que nos transporte a un lugar que nos resulte especial.

Como veís yo he escogido una receta que me sabe a Venezia y por supuesto me transporta allí. Estuvimos en aquella deliciosa ciudad, mi hermana, mi cuñado, Xavi y yo. De eso hace hace ya cuatro años. Había estado en Italia antes, y he vuelto a Roma después, que me encantó también, pero el viaje a Venezia fue muy especial por distintos motivos. Y además era Carnaval. Aquello fue el Summun. Yo no soy una persona seguidora de carnavales, pero allí son absolutamente mágicos.
Gastronómicamente también disfrutamos mucho, al igual que en Roma. Debo decir que soy una enamorada de la cocina italiana, por tanto, era fácil conquistarme en ese aspecto. Comimos pizza, pasta, pescados, pero hay dos ingredientes que me transportan allí cada vez que los como, que es muy a menudo ya que me encantan, que son la rúcula y el parmesano. Allí descubrí también los tomates secos en aceite. 
Os voy a explicar la receta que para mí es pura Venezia, espero que os guste.
Rissoto con rucola e pomodori secchi

Ingredientes para cuatro personas:
500 grs de arroz bomba
1200 ml de caldo de verduras
70 gr de tomates secos en aceite
100 gr de rúcula
100gr de queso parmesano reggiano
2 tomates maduros 
aceite de oliva 
sal
Preparación:
Cogemos unos 80 gr de rúcula y la metemos en el vaso de la batidora y añadimos un poco del caldo vegetal y lo batimos bien hasta que quede totalmente batida la rúcula. Lo reservamos.
Rallamos los dos tomates maduros y los ponemos a sofreir en una olla no muy alta con un poco de aceite de oliva. Aquí añadimos los tomates secos cortados pequeños. Cuando el tomate está bien sofrito le ponemos el arroz y lo sofreímos y mezclamos bien. A continuación le añadimos la rúcula batida y lo volvemos a mezclar todo. Le añadimos caldo hasta que el arroz quede cubierto. 
A partir de este momento es cuestión de ir moviendo el arroz con movimientos envolventes y añadiendo agua a medida que la vaya necesitando. Es un proceso lento y laborioso ya que no dejamos el arroz cocerse sólo como con la paella, sino que lo trabajamos continuamente. Debemos evitar que se seque o se pegue a la olla. A medida que le añadamos caldo habrá que ir corrigiéndolo de sal. Cuando ya tengamos prácticamente acabada la cocción, en mi caso ha sido casi media hora, le ponemos tres cuartas partes del queso y lo mezclamos todo de nuevo.
Una vez acabada la cocción lo dejamos reposar unos ocho minutos. 
En este tiempo cogemos el resto de rúcula lo ponemos en el vaso de la batidora, le ponemos aceite de oliva hasta que la cubra y lo trituramos.
Cuando ya tenemos el arroz emplatado le espolvoreamos por encima el parmesano que teníamos reservado y el aceite de rúcula que acabamos de hacer. 
Spero che vi piaccia!!