Sandwich Nórdico

Últimamente me están pasando cosas extrañísimas en esta cabecita. No sé si será que me hago mayor, o que directamente estoy como un auténtico cencerro. Por que digo esto?? Y es más, que relación tiene con la receta?? Pues que mientras que yo ayer hacía estos sandwich para la cena, después de haber llegado tardísimo a casa tras una clase abierta de ballet (preciosísima) y un duro entrenamiento de hockey sobre patines (Por qué mi niño tendrá que hacer este deporte tan cañero!!!??), las mamás de la clase de Isolda me estaban esperando para cenar y  me he dado cuenta esta mañanita cuando he pasado, por casualidad,  por la puerta del restaurante.

Como puede ser que no me acordase. Yo misma confirmé mi asistencia hace un par de días. ¿Estaré perdiendo el entendimiento? Hoy me he disculpado con algunas de ellas en el cole y con la profe. Las pobres me han dicho que no me preocupase, pero deben de pensar que soy una impresentable. Vaya, como pensaría yo si alguien no se presenta a una cena y encima no avisa.
En fin, si alguna de vosotras me lee, sobretodo Cristina que sé que es seguidora, os vuelvo a pedir disculpas.
Como os decía preparé unos sandwich para cenar, que  al menos, estaban deliciosos. Así que os paso la recetilla.

Sandwich Nórdico


Ingredientes para cuatro sandwiches:
4 huevos duros cortados
8 rebanadas de pan de molde integral con cereales
1/2 calabacín
Mezclum de lechugas
3 lonchas de salmón ahumado
Mayonesa
Sal

Preparación:

Cortamos los huevos y el  calabacín en daditos muy pequeños. El mezclum de lechugas en tiras finas y por último el salmón en trozos menos pequeños que el calabacín.
Lo mezclamos todo junto con la mayonesa y una pizca de sal. Yo puse tres cucharadas soperas de mayonesa. Quizás sea poca para algunos, pero me resulta empalagoso si está demasiado líquido.
Ponemos la mezcla en el pan y tapamos con la otra rebanada.

Feliz fin de semana a todos!!

Hamburguesa de salmón (Receta para niños??)

La receta de hoy podríamos decir que estaría dentro del apartado de “Especial Niños” si es que lo tuviese. De momento no lo tengo, de hecho no tengo secciones (Me tengo que poner!!!). Y no sé si será porque soy una niña todavía, a mis 35 primaveras, o qué, pero me ha encantado a mí también. Así que cuando lo hayáis probado lo ponéis en la categoría que más os guste.

Es una receta fácil de hacer, lo único un poco más costoso es picar el salmón. Pero a los peques les hace mucha gracia comer hamburguesas y si están así de ricas, ¿Por que no?

Hamburguesa de Salmón


Ingredientes para cuatro hamburguesas:
1/2 Kg de salmón fresco (Mejor en una pieza)
1 cebolleta fresca
1 huevo
10/12 hebras de cebollino
4 kumatos
Mezclum de lechugas
4 bollos de hamburguesa
Mayonesa
Aceite
Sal

Para la guarnición:
4 patatas grandecitas
2 puerros
Aceite
Sal

Elaboración:

Lo primero es limpiar de piel y espinas al salmón. Cuando estemos seguros de que no hay espinas lo cortamos en tiras lo más finas posibles, y estas en trozos pequeñitos. Vaya, que lo que queremos es que quede totalmente picado el salmón. Lo ponemos en un bol. Añadimos la cebolleta rallada, el cebollino picado pequeñito, el huevo batido y la sal. Lo mezclamos bien y reservamos.
Lavamos y cortamos los tomates en rodajas. Lavamos el mézclum de lechugas. Abrimos el pan y le untamos en las dos caras interiores una finísima capa de mayonesa. Cubrimos la base de mézclum, ponemos encima el tomate y lo aliñamos con un poco de sal y aceite. 
Una vez tenemos medio montadas las hamburguesas, ponemos al fuego una sartén. Colocamos una aro de cocina y ponemos dentro la mezcla del salmón hasta alcanzar el grosor que deseemos. Retiramos el aro y hacemos la siguiente. Así sucesivamente hasta que tengamos las cuatro. Hay que tener mucho cuidado al dar la vuelta ya que no es tan compacta como una hamburguesa de carne.

Elaboración de la guarnición:
Pelamos las patatas y hacemos láminas gruesas para después cortar con el cortapasta, en mi caso hice ositos. Una vez cortadas las ponemos a freír en abundante aceite de oliva. Lo hice con una temperatura baja, prácticamente confitando la patata.
Para hacer los nidos de puerro los cortamos en tiras muy finas y freímos hasta que empiecen a coger color. Cuando lo retiremos del fuego, tanto el puerro como la patata lo hacemos sobre un papel absorbente. Salamos al gusto, yo con escamas de sal.

Nota: Sin salsa están muy buenas, ya que está muy jugosa. Pero le podemos poner mostaza, salsa de soja, salsa tártara y los peques ketchup.
Buen provecho!!
Fuente: Revista “Sabor…” de Caprabo.

Bocadillo de calamares

Whole Kitchen ha organizado un concurso de bocadillos. En cuánto me enteré decidí presentarme porque me encantan. Pero la tarea de decidir el bocata ha sido muy complicada. 
En un principio pensé en hacer algo sofisticado y elegante. Pero después de darle vueltas llegué a la conclusión que el primer bocata que publicase en el blog debía ser algo especial para mí y éste lo es. 
Y, ¿por qué  bocadillo de calamares? En primer lugar porque me encanta, es algo inusual. Pero la combinación del pan con los calamares me parece deliciosa. Además me gustan así solitos, sin nada más. En Madrid en algunos sitios los acompañan con otras cositas como mayonesa, lechuga, tomate… Yo lo quiero así sencillito pero delicioso. 
Otro motivo importante es que me trae grandes recuerdos. Yo soy madrileña, y no os lo he dicho pero es típico de Madrid. Muy pequeñita me vine a vivir a Barcelona, o sea, que  soy catalano-madrileña (si es que se puede??) Cuando de pequeña volvía a Madrid de vacaciones al pasar por las calles del centro siempre olía a calamares y ese olor me recuerda a la infancia. 
Unos cuántos años después, Xavi se fue allí a estudiar y yo cogí mi maletita y me planté en los madriles a vivir unos años maravillosos. El primer año vivimos en la calle Esparteros, o sea centro, centro. Nuestro piso daba a un patio interior que siempre olía a calamares. Cuando estaba allí no me hacía mucha gracia, pero ahora cada vez que paso por aquellas calles y huelo ese aroma, me recuerda momentos maravillosos que vivimos allí, llenos de ilusión.
Así que quizás no sea el más glamuroso de los bocadillos pero es el Mío. 
Bocadillo de calamares

Ingredientes para cuatro personas:
Cuatro panecillos blanditos
1 Kg de calamares
Aceite de oliva 
Harina 
Sal
Preparación:
Lo suyo es comprar los calamares y que en la pescadería nos los limpien y corten en anillas. Si no es posible, ya sabéis. Es un poco rollo, pero el esfuerzo vale la pena. 
Una vez limpios los secamos con un trapo limpio. Ponemos harina en una bolsa de plástico y vamos enharinando de pocos en pocos, sino se forma una pelota y no quedan bien. A la vez tendremos una sartén con aceite abundante al fuego. El fuego debe estar bien caliente para freír los calamares.Antes de meterlos en el aceite los pasamos por un colador o tamiz para que expulsen toda la harina sobrante. Debe quedar un rebozado fino.Los metemos en el aceite. A mí me gusta dejarlos hasta que empiecen a coger un color doradito, pero no demasiado ya que sino se quedan duros. 
Cuando tengamos fritos todos los calamares los repartimos por los panecillos abiertos por la mitad. 
Probadlo está muy rico!!