Pollo con langostinos Mar y Montaña

Hoy es uno de esos días en los que me gustaría que pudieseis oler a través de la pantalla. Madre mía que maravilla de aroma.
En el Memòries d’una Cuinera nos han propuesto cocinar un “Mar y Montaña”. Estos días he estado viendo platos maravillosos y muy originales la mayoría. Yo he optado por una receta bastante tradicional.
Ahora mismo estaba comentando en el blog de mi amiga Isabel de La Cocina de Frabisa que también me gusta de vez en cuando poner recetas tradicionales, incluso elementales. Mi idea inicial de este blog era dejar por escrito a mis peques la recetas que comían en su niñez. Por tanto hoy le ha tocado al pollo con langostinos y otro día tocará la ensaladilla rusa.

Pollo con langostinos
Ingredientes para 4 personas:
Pollo de payés de 1,5 kg aproximadamente cortado en octavos
16 langostinos
1 cebolla grande
4 tomates maduros
16 avellanas
1 picada
1 cabeza de ajos
Unas ramas de tomillo
1 copa de vino de vino rancio
Harina para enharinar el pollo
Sal
Aceite de oliva
Agua
 Preparación:
En primer lugar enharinamos el pollo y lo freímos en una olla con poquito aceite. Lo haremos con fuego fuerte para que se dore por fuera. No debe preocuparnos si queda crudo por dentro ya que después hervirá bastante.
Retiramos el pollo cuando esté dorado y freímos en la misma olla los langostinos, muy ligeramente. Simplemente para que saquen el colorcito.
Ponemos, una vez retirado los langostinos la cebolla cortada muy pequeñita. Añadiremos al sofrito una cabeza de ajo entera y con la parte superior cortada, lo que nos permitirá que no se nos pierdan todos los dientes. Mientras esto se hace ponemos a hervir agua para escaldar los tomates y pelarlos con mayor facilidad.
Cuando la cebolla empiece a dorarse añadimos los tomates troceados y la rama de tomillo. Cuando tengamos el sofrito en su punto añadimos la copa de vino rancio y dejamos  que evapore.
Una vez evaporado el vino le añadimos agua sin que llegue a cubrir el pollo. Lo dejamos hervir a fuego lento. Yo lo tuve una media hora.
Ahora es el momento de añadir los langostinos, y las avellanas y la picada  picadas (queda un poco repetitivo, no??. A mí me gustan picadas en el mortero ya que nos encanta encontrarnos trocitos más grandecitos.
En principio el plato ya estaría listo pero la gracia está en hacerlo la víspera ya que así se mezclan todos los aromas y sabores. El día siguiente cuando abres la olla piensas: OLÉ!!!!!

Buen provecho!

Fuente: Adaptación del “Pollastre amb Gambes” del libro de recetas de La Riera.

Migas de carrilleras con crema de coliflor y cebolla confitada

Ya están los peques en el cole!!! Han entrado con una cara de ilusión y unas ganas que me han dado ganas de quedarme allí con ellos a disfrutar. Ojalá les dure mucho tiempo esa ilusión.

La receta que traigo hoy la hice antes de las vacaciones. Nos gustó muchísimo, incluso a mi marido que no es muy amigo de este tipo de carnes. Por ese motivo, para disfrazarla un poco, hice migas de las carrilleras y fue un acierto.

Migas de carrilleras con crema de coliflor y cebolla confitada


Ingredientes para cuatro personas:

6 carrilleras deshuesadas de cerdo
2 zanahorias
3 cebollas grandes
1 coliflor
Vino tinto Rioja
Leche
1/2 l de caldo de verduras
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Las carrilleras:
Cortamos muy pequeñita la mitad de una de las cebollas y ponemos a freír en una olla con un poco de aceite. Añadimos la zanahoria cortada en rodajas. Ponemos también las carrilleras. Salamos y dejamos que se sofrían las verduras y las carrilleras y cuando empiecen a coger color le ponemos una copa de vino. Dejamos que evapore el alcohol y finalmente le ponemos el caldo de verduras hasta cubrir las carrilleras.
Lo dejaremos a fuego lento durante al menos un par de horas, si es necesario le añadiremos caldo para que no se quede seco el guiso.

La crema de coliflor:
Limpiamos la coliflor y cortamos en trozos no demasiado grandes. Ponemos a cocer en una olla con abundante agua. Cuando esté blanda la escurrimos. Guardamos parte del agua y trituramos la coliflor. Salamos, le ponemos un chorrito de leche y un par de nueces de mantequilla. Lo mezclamos todo. Si queda demasiado espeso le podemos añadir un poco de agua de su cocción y reservamos.

La cebolla confitada:
Cortamos en rodajas finas las dos cebollas y media que tenemos. Si tenemos mandolina, pues muchísimo mejor!
La sofreímos a fuego lento en una sartén con aceite abundante (como un dedo). El truqui esta en hacerla muy poquito a poquito y vigilándola todo el rato. Poco a poco irá cogiendo color.
Cuando esté bastante doradita le podemos añadir un poquito de agua para recoger los jugos que quedan adheridos a la sartén. Cuando la tengamos lista la reservamos.

Una vez lo tenemos todo cocinado y templadas las carrilleras las desmenuzamos y retiramos cualquier nervio que encontremos.

Para servir el plato en primer lugar tendremos que calentar las distintas partes. Finalmente emplatamos con la crema de coliflor en el fondo de nuestro plato. Cogemos un molde de aluminio lo ponemos en el centro del plato. Ponemos la cebolla confitada y encima las migas de carrillera.
Salsearemos con la salsita de las carrilleras y por fin… Al ataque!!!!!




Pollo asado con naranjas









Tengo que admitir que he sufrido un bajón blogueril. Vamos, que las  musas se han ido de vacaciones (Como las de Serrat) antes que yo y me he quedado sin inspiración.

Creo que puedo decir que lo he superado y vuelvo a tener ganas de escribir y mostrar lo que cocino. Porque en realidad de cocinar no he parado pero ni foto, ni ná de ná.
Para colmo mi “enemigo Nº1, Blogguer “ me odia tanto como yo a él y me fastidia siempre que puede. Ahora resulta que no puedo escribir sin subrayar el texto. Quizás he hecho algo mal, ¿Pero qué?. Si alguien detecta dónde está el error porfa que me lo desvele porque ¡Vaya telita!!!
Por más que apriete el botoncito de subrayado no se desactiva. Así que disculpad mi torpeza y tened paciencia conmigo que de vez en cuando me pasan estas cosas. 

Empecé el post hace ya unos días por la receta y por eso no me sale subrayado!!!!

El pollito es una delicia, Menos mal que cocinar se me da mejor que postear!

Pollo asado con naranjas

Ingredientes para cuatro personas:
1’6 Kg de pollo de corral
3 naranjas
100 ml de zumo de naranja
Tomillo
Sal
Aceite de oliva
Preparación:
Precalentamos el horno a 180ºC. Ponemos el pollo en la fuente de horno limpio y lo salamos. Ponemos el tomillo por toda la superficie. Pelamos y cortamos la naranja en lonchas no excesivamente finas y las ponemos sobre el pollo. Vertemos un cuarto del zumo de naranja, un chorro de aceite e introducimos en el horno. 
A lo largo de la cocción vamos regando el asado con el zumo de naranja. Tendremos el guiso al horno aproximadamente una hora y cuarto. Como siempre nos fiaremos del ojillo para determinar si está cocinado más que por el tiempo.
En mi caso acompañé el pollo con una guarnición de patatas que os traeré otro día. 
Bon profit!
Fuente: Hola Especial Cocina (Adaptada)