Pollo con langostinos Mar y Montaña

Hoy es uno de esos días en los que me gustaría que pudieseis oler a través de la pantalla. Madre mía que maravilla de aroma.
En el Memòries d’una Cuinera nos han propuesto cocinar un “Mar y Montaña”. Estos días he estado viendo platos maravillosos y muy originales la mayoría. Yo he optado por una receta bastante tradicional.
Ahora mismo estaba comentando en el blog de mi amiga Isabel de La Cocina de Frabisa que también me gusta de vez en cuando poner recetas tradicionales, incluso elementales. Mi idea inicial de este blog era dejar por escrito a mis peques la recetas que comían en su niñez. Por tanto hoy le ha tocado al pollo con langostinos y otro día tocará la ensaladilla rusa.

Pollo con langostinos
Ingredientes para 4 personas:
Pollo de payés de 1,5 kg aproximadamente cortado en octavos
16 langostinos
1 cebolla grande
4 tomates maduros
16 avellanas
1 picada
1 cabeza de ajos
Unas ramas de tomillo
1 copa de vino de vino rancio
Harina para enharinar el pollo
Sal
Aceite de oliva
Agua
 Preparación:
En primer lugar enharinamos el pollo y lo freímos en una olla con poquito aceite. Lo haremos con fuego fuerte para que se dore por fuera. No debe preocuparnos si queda crudo por dentro ya que después hervirá bastante.
Retiramos el pollo cuando esté dorado y freímos en la misma olla los langostinos, muy ligeramente. Simplemente para que saquen el colorcito.
Ponemos, una vez retirado los langostinos la cebolla cortada muy pequeñita. Añadiremos al sofrito una cabeza de ajo entera y con la parte superior cortada, lo que nos permitirá que no se nos pierdan todos los dientes. Mientras esto se hace ponemos a hervir agua para escaldar los tomates y pelarlos con mayor facilidad.
Cuando la cebolla empiece a dorarse añadimos los tomates troceados y la rama de tomillo. Cuando tengamos el sofrito en su punto añadimos la copa de vino rancio y dejamos  que evapore.
Una vez evaporado el vino le añadimos agua sin que llegue a cubrir el pollo. Lo dejamos hervir a fuego lento. Yo lo tuve una media hora.
Ahora es el momento de añadir los langostinos, y las avellanas y la picada  picadas (queda un poco repetitivo, no??. A mí me gustan picadas en el mortero ya que nos encanta encontrarnos trocitos más grandecitos.
En principio el plato ya estaría listo pero la gracia está en hacerlo la víspera ya que así se mezclan todos los aromas y sabores. El día siguiente cuando abres la olla piensas: OLÉ!!!!!

Buen provecho!

Fuente: Adaptación del “Pollastre amb Gambes” del libro de recetas de La Riera.

Carrilleras de atún con escabeche de rebozuelos y escalonias

Vengo con otra receta de carrilleras pero no desesperéis, hoy son de atún. Toda la vida sin hacer carrilleras y ahora en la misma semana las publico dos veces.
Os habréis dado cuenta que los escabeches han inundado la blogosfera y la razón, por si no lo habéis averiguado ya, es que los chicos de “La recepta del 15” nos han pedido, pues eso, ESCABECHES. 
Me ha costado encontrar la receta ya que es una preparación que no había utilizado nunca y que además hacía años que no comía. Cuando era pequeña mi padre lo había hecho alguna vez pero he de reconocer que aunque a él le encantaba a mí, ni fu, ni fa. Más bien fu. Para que vamos a engañarnos. 
Por ese motivo no he encogido una receta de carnes o pescados que me parecían demasiado potentes para llevar tanto tiempo sin probarlo. Se me encendió la lucecita y utilicé la web del programa de TV3 “Cuines” y vamos, es como una enciclopedia gastronómica, siempre encuentro lo que busco.
El resultado ha sido exquisito porque además de utilizar atún que me encanta, me ha dado la oportunidad de conocer nuevas formas de cocinar los rebozuelos o “rossinyols” una seta que me encanta pero que hasta ahora solamente la había comido a la plancha o en tortilla. 
Carrilleras de atún con escabeche de rebozuelos y escalonias

Ingredientes para cuatro personas:
4 carrilleras de atún 
300 g de ajos tiernos congelados
400 g de rebozuelos
24  escalonias
1/2 litro de caldo de verduras
Aceite de oliva 
Tomillo
Sal 
Sal en escamas
40 ml de vinagre de vino blanco
25 g de mantequilla sin sal
Preparación:
Ponemos a freír en una sartén con unas gotitas de aceite las escalonias peladas. Salamos. Cuando empiecen a dorarse le añadimos la mantequilla y lo dejamos un par de minutos más. Pasado ese tiempo le ponemos el caldo de verduras y lo dejamos que cueza a fuego lento hasta que haya reducido el líquido. 
Por otro lado, ponemos en una sartén con un poco de aceite a freír los ajos tiernos. Cuando empiecen a coger color le añadimos los rebozuelos. Los rehogamos tres o cuatro minutos, salamos y echamos el vinagre y unas ramas de tomillo. Dejamos reducir el vinagre, sin que llegue a consumirse del todo. 
Cuando tengamos el resto de ingredientes preparados empezamos a hacer el atún en una plancha que deberá estar bien caliente. Dependerá del punto al que os guste el atún. A mí me gusta crudo por tanto lo hago en la plancha súper caliente y enseguida le doy la vuelta. De esta manera por el centro el atún está crudito. 
Para presentar el plato como veis en la foto yo he hecho cortes con el atún aprovechando esa carne roja del centro. Y a lado y lado he dispuesto el resto de las partes del plato. Por un lado es escabeche de rebozuelos y ajos tiernos y por otro las escalonias con su salsita. Por último he espolvoreado unas escamas de sal. 
Bon profit y larga vida a “La recepta del 15”
Fuente: Adaptación de la receta de Xavier Franco del “Restaurante Saüc” de Barcelona

Soldaditos de Pavía

El otro día les hice a los peques un plato que hacía años y años que no probaba. Bueno en realidad sigo sin probarlo, pero bueno.
Se trata de los soldaditos de Pavía, un plato delicioso que es muy fácil de comer y también de hacer. 
Los soldaditos de Pavía son trozos de lomo de bacalao desalado rebozado. Es un plato típico madrileño, aunque por lo que he visto también en Andalucía es habitual encontrarlo, sobretodo en Semana Santa. 
En Madrid lo hacen en muchos sitios pero el más típico y además delicioso es en Casa Labra, en la calle Tetuán desde el año 1860. Se encuentra en pleno centro de la ciudad, frente El Corte Inglés de Preciados. 
Recuerdo que cuando vivía en el centro pasaba muchas veces por allí y siempre estaba a tope. Incluso con gente fuera del local con el bacalao en una mano y una caña en la otra. Un auténtico lujo!!
Soldaditos de Pavía
Ingredientes para cuatro personas:
4 lomos de bacalao desalado
1 huevo 
Harina 
Aceite de oliva 
Preparación:
Cortamos el bacalao de en trozos de aproximadamente 2-3 cm de ancho y unos 4-5 de largo.
Pasamos el bacalao la harina y después por el huevo batido. Lo freímos en abundante aceite hasta que nos coja un color doradito. Al sacarlos de la sartén los ponemos en un papel absorbente en el que los dejaremos reposar un minuto. Ya están listos para servir.
En Madrid es típico encontrar los soldaditos acompañados de pimiento rojo. Yo hice una variante con salsa de tomate casera ya que a los peques les gusta más. 

Sandwich Nórdico

Últimamente me están pasando cosas extrañísimas en esta cabecita. No sé si será que me hago mayor, o que directamente estoy como un auténtico cencerro. Por que digo esto?? Y es más, que relación tiene con la receta?? Pues que mientras que yo ayer hacía estos sandwich para la cena, después de haber llegado tardísimo a casa tras una clase abierta de ballet (preciosísima) y un duro entrenamiento de hockey sobre patines (Por qué mi niño tendrá que hacer este deporte tan cañero!!!??), las mamás de la clase de Isolda me estaban esperando para cenar y  me he dado cuenta esta mañanita cuando he pasado, por casualidad,  por la puerta del restaurante.

Como puede ser que no me acordase. Yo misma confirmé mi asistencia hace un par de días. ¿Estaré perdiendo el entendimiento? Hoy me he disculpado con algunas de ellas en el cole y con la profe. Las pobres me han dicho que no me preocupase, pero deben de pensar que soy una impresentable. Vaya, como pensaría yo si alguien no se presenta a una cena y encima no avisa.
En fin, si alguna de vosotras me lee, sobretodo Cristina que sé que es seguidora, os vuelvo a pedir disculpas.
Como os decía preparé unos sandwich para cenar, que  al menos, estaban deliciosos. Así que os paso la recetilla.

Sandwich Nórdico


Ingredientes para cuatro sandwiches:
4 huevos duros cortados
8 rebanadas de pan de molde integral con cereales
1/2 calabacín
Mezclum de lechugas
3 lonchas de salmón ahumado
Mayonesa
Sal

Preparación:

Cortamos los huevos y el  calabacín en daditos muy pequeños. El mezclum de lechugas en tiras finas y por último el salmón en trozos menos pequeños que el calabacín.
Lo mezclamos todo junto con la mayonesa y una pizca de sal. Yo puse tres cucharadas soperas de mayonesa. Quizás sea poca para algunos, pero me resulta empalagoso si está demasiado líquido.
Ponemos la mezcla en el pan y tapamos con la otra rebanada.

Feliz fin de semana a todos!!

Pulpo a Feira ensartado

Hoy traigo un plato tradicional: Pulpo a feira o pulpo a la gallega. Una vez cocido el pulpo no tiene grandes dificultades, yo diría que la esencia de este plato es juntar materia prima de buena calidad.

Hace muchísimos años, cuando hacía sexto de E.G.B, en mi colegio se organizó un intercambio cultural con otra escuela de la Isla de Arousa en Pontevedra. Estuvimos allí durante una semana. Fue muy chocante para mí, en primer lugar era la primera vez que viajaba sin mis padres tan lejos. Y segundo, entonces habían grandes diferencias entre mí entorno y el de ellos. Allí la economía estaba básicamente basada en la agricultura y pesca, un mundo totalmente desconocido para mí.  
La familia con la que  estuve me hicieron un exquisito regalo, un pulpo pescado por el padre. Mis padres no debían preocuparse él lo había asustado y hervido. A mis compañeros de autobús no les hizo tanta gracia ya que me lo dieron en una bolsa que se agujereó y olía a pulpo todo el autobús. Teniendo en cuenta la cantidad de kilómetros que hay desde la Isla de Arousa a Barcelona, imaginaros con que aroma llegamos a casa.

Cuando el padre me dijo que lo había asustado se refería a que le había dado unos golpes contra las rocas  para romper las fibras del pulpo y así de esta manera al hervirlo estaría más tierno. 
Si lo hacemos en nuestras casas no tenemos rocas dónde estrellarlo, pero existen varios trucos. Congelarlo antes de cocinarlo hace que se rompan estas fibras y además cuando lo pongamos a hervir, lo metemos y sacamos del agua hirviendo tres veces seguidas. Después el tiempo de cocción dependerá del tamaño del pulpo, pero por lo que he estado investigando para un pulpo pequeño con media hora es suficiente. 
Toda esta parrafada viene a que ayer hice pulpo a feira para presentarlo al concurso que ha organizado  Lidia del Blog Atrapada en mi cocina con motivo de su primer cumpleblog.

Lidia tiene un blog muy chulo y os recomiendo que paséis a verla ya que no os decepcionará.

Pulpo a feira ensartado

Ingredientes:
Pulpo cocido
Patatas gallegas
Aceite de oliva
Sal en escamas
Pimentón dulce

Preparación:
No os explico el proceso de cocción del pulpo ya que más arriba os he dado una idea y además yo ayer lo compré ya cocido.
Ponemos a cocer patatas cortadas en cuadrados bastante grandes sino cuando los pongamos en la brocheta se partirán.
Cortamos el pulpo en rodajas.
Montamos las brochetas poniendo pulpo-patata-pulpo. Una vez ensartadas todas las brochetas le ponemos sal en escamas, espolvoreamos el pimentón y aceite de oliva en bastante cantidad.

Besitos a todos!!