Trifle de melocotón y arándanos

Espero seguir de vacaciones cuando leáis esto. Esta es una entrada programada, con el permiso del Sr. Blogger. Tengo otra cita importante con la blogosfera…

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de julio nos invita a preparar un postre clásico británico: trifle. 
Como veís el postre consiste en diferentes capas de bizcocho, frutas, crema y en mi caso mascarpone. También los hay con capas de gelatina, nata, chocolate…
En algunas recetas de trifle encontraremos el bizcocho emborrachado con cualquier licor. Yo no lo he hecho ya que tenía a mis niños a la mesa y además a mí me empalaga un poquito. 
Para mí ha sido una receta de aprovechamiento ya que he aprovechado los dos melocotones que me quedaban en la nevera, el bizcocho que tenía preparado, y bueno, ya está no he aprovechado nada más. 
Trifle de melocotón y arándanos

Ingredientes para seis raciones:
Tanto para la crema como para el bizcocho seguid los enlaces y encontrareis las dos recetas con los ingredientes que he utilizado también para esta receta. 
2 melocotones
1 cajita de arándanos
1 tarrina de mascarpone
Licor para emborrachar el bizcocho o bien alguna mermelada de frutas (En mi caso no, pero es buena idea)
Preparación: 
Una vez tenemos ya tanto el bizcocho como la crema fríos pasamos al montaje del plato, que es aconsejable hacerlo con un dos o tres horas de antelación para que los sabores se integren. 
La gracia del postre es montarlo en un recipiente transparente en el que se puedan apreciar las diferentes capas. Yo lo he hecho en una fiambrera de cristal, no sabía exactamente cuántos seríamos para comer y me ha parecido más práctico, y me ha gustado, pero si se hace en raciones individuales queda muy chulo en copas. 
En el fondo del recipiente desmenuzamos bizcocho y cubrimos el fondo. Sobre esta primera capa ponemos el mascarpone cubriendo todo el bizcocho y estirándolo de manera que cubra las paredes del recipiente. En la siguiente capa pondremos los melocotones troceados. En la siguiente, volvemos a desmenuzar bizcocho cubriendo de nuevo toda la superficie. Cubrimos esta capa de bizcocho con la crema pastelera. Bueno, no sólo la he cubierto sino que he puesto toda la crema. Una capa generosísima. 
Y por último los arándanos. 
Los que esteis a régimen, dejadlo para otro momento. Según nos explican en Whole Kitchen es típico en Inglaterra tomarlo en navidades, por algo será, no??
Hasta muy prontito!!


Anuncios

Cupcakes de Lima y el regalo de Helena!!!!!!!

Ya tengo en mis manos el regalo que me tocó la pasada semana del blog de Helena . Fui a buscarlo a Correos ayer. Cuando lo abrí (conseguí que mis niños aguantasen hasta llegar a casa de mi hermana) todo fueron Hala!!! Qué pasada!!!!! Vaya Helena que nos ha encantado!!!!!!!! Mil gracias.
Os pongo unas fotitos para que veáis la suerte que he tenido.



Todo iba dentro de esta caja tan bonita. Me encantan las cajas!!! O sea que ha sido el regalo ideal para mí!




Esta tarjeta acompañaba al regalazo.







Aquí podéis verlo todo juntito y abajo a la derecha podéis ver el regalo sorpresa que ya está haciendo su función en mi nevera. A que son una cucada!!!
A medida que los vaya utilizando os pondré las fotitos. Estoy deseando empezar!!! Pero debo avisaros, no estéis impacientes. El domingo me voy de vacaciones y tengo trabajo acumulado por publicar así que empezaré a disfrutar mis nuevos moldes y libro a la vuelta de las vacaciones.

Para acabar la entrada os traigo los cupcakes que les hice el otro día a mis amigas “madreadoras de hockey”. Bueno faltaban algunas pero en veranito ya se sabe es difícil coincidir! Bueno, y ahora que caigo las probaron también los mariditos de la madreadoras, mi papi y mi hermana. Y también les gustaron!!!




Estos cupcakes nos gustaron mucho porque son refrescantes y con su puntito ácido. Tengo que deciros que la receta de la masa de los cupcakes la tomé de Alma de Objetivo: Cupcake Perfecto y por tanto es un éxito seguro.

Vamos a la receta!



Cupcakes de lima


Ingredientes para 12 cupcakes:

100 g de fructosa
100 g de harina de todo uso
100 g de mantequilla
una cucharadita de levadura seca
2 huevos
Alma le ponía un sobre de azúcar avainillado, a mí se me pasó.

Frosting:
Una tarrina de mascarpone
Azúcar glas
1 lima
Colorante  en gel verde Wilton
Purpurina comestible lila

Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC y colocamos las cápsulas en el molde para magdalenas.
Mezclamos el azúcar con la mantequilla pomada. Añadimos el resto de los ingredientes. Los huevos batidos y lo mezclamos todo.
Repartimos la masa en las cápsulas. Lo introducimos en el horno durante unos veinte minutos. Como siempre hacemos la “prueba del algodón” con el palito.
Para preparar el frosting no he puesto medidas ya que lo hice probando todo el rato hasta encontrar el punto apropiado. Simplemente mezclamos en un bol el queso con azúcar y el zumo de lima al gusto. Cuando tengamos el punto le añadimos el colorante con la punta de un palillo. Reservamos en la nevera hasta que las cupcakes estén frías.
Como veis no utilicé la manga sino que puse el frosting con la espátula. Me encantó el resultado. Por último le espolvoreé purpurina lila para darle un toquecillo.

Os apetece una?




Solomillo de cerdo ibérico relleno de gorgonzola y cubierto de bacon

Al poco tiempo de introducirme en  los blogs de cocina, pasaba muchos ratitos descubriendo blogs. Cada día intentaba descubrir alguno. Hubo un día que me quedé muy impresionada ya que llegué hasta un blog delicioso, me gustaba prácticamente todo lo que allí se publicaba y además estaba super bien explicado. 
Pasé muchos días que en vez de intentar descubrir nuevos blogs investigué a fondo este que había descubierto. 
Cuando leí que la familia le había regalado por su cumpleaños a la autora un blog me pareció un regalo estupendo y aún me enganchó más. 
La autora del blog es Dolorss y la joya se llama “Blog de Cuina de la Dolorss”
Dolorss junto con “Gourmet Rural” han organizado el II Concurso de recetas: Blog de Cuina i Gourmet Rural. Finaliza hoy, así que si os dais prisa estáis a tiempo!
El concurso consiste en utilizar pan y un producto derivado del cerdo. Así que mi aportación es esta:
Solomillo ibérico relleno de gorgonzola y cubierto de bacon
Ingredientes para cuatro tapas como las de la foto:
1 solomillo de cerdo ibérico 
4 rebanadas de pan con semillas 
150 g de bacon ahumado cortado muy finito
1 trozo de gorgonzola dolce
Preparación:
Abrimos el solomillo por la mitad sin llegar a partirlo y le hacemos secciones de arriba a abajo para que nos permita introducir el queso. Salamos y le ponemos tiras de queso en el centro del solomillo. Yo tenía una cuña  e hice tiras horizontales de un par de centímetros aproximadamente. 
Cerramos el solomillo, lo salamos y lo envolvemos con el bacon intentando que las terminaciones queden todas en el mismo lado. 
Lo ponemos en una sartén bien caliente y dejamos que se dore, primero por la zona donde están las terminaciones. Vamos dándole vueltas para que todas sus partes queden doradas y llegue el calor al interior. 
Cuando esté lo cortamos en cuatro trozos y lo ponemos sobre un trozo de pan cortado en redondo con en  molde redondo. 
Es fácil y está muy, muy rico. Espero que os guste y sobretodo a Dolorss!!

Tartaletas de chalotas y gorgozola

Soy una apasionada de la cocina italiana, creo que ya os lo he dicho en alguna ocasión. Por supuesto de sus quesos. El gorgonzola es uno de ellos y últimamente no falta en mi cocina. 
Es originario de una pequeña población con el mismo nombre cercana a Milán. Es un queso curado con una apariencia parecida al Roquefort ya que tiene vetas de moho. Existen dos variedades: el dulce que es muy cremoso y con un ligero sabor picante. Y el picante, marcadamente picante como su nombre indica y de textura más dura. 
Yo siempre tengo una excusa para utilizarlo y esta vez han sido estas tartaletas. Muy fáciles de hacer y de elegante presencia.
Tartaletas de chalotas y gorgonzola 
Ingredientes (para 4 tartaletas individuales):
Masa de hojaldre 
12 chalotas 
8 huevos
1/2 cuña de gorgonzola
Sal 
Aceite
Preparación:
Precalentamos el horno a 180ºC.
Pelamos las chalotas y las cortamos por la mitad. Les damos un breve hervor y las escurrimos. Tras escurrir las pasamos a una sartén con un poco de aceite para saltearlas. 
Mientras tanto, estiramos la plancha de hojaldre y cortamos a la medida de nuestros moldes. Los míos son de silicona y no necesito untarlos de mantequilla. Ponemos los discos de hojaldre en los moldes. 
Batimos los huevos en un bol y le añadimos el queso desmenuzado y salamos. Con un cucharón ponemos el huevo en los moldes hasta un poquito más abajo de los bordes y por último le añadimos las chalotas en la superficie. 
Introducimos los moldes en el horno y lo dejamos unos 15 minutos aproximadamente. Mejor nos guiaremos por la apariencia de las tartitas y de un pincho. 
En las fotos sólo podéis ver tres tartaletas ya que una de ellas la hice sin queso. 
Ya me diréis si os han gustado. 
Quiero aprovechar para daros las gracias a todos los que estáis ahí siempre comentando, y a los más vergonzosos también. Es un placer compartir este espacio con vosotros. 
Muchas gracias!!

Pastel con fresones + chocolate blanco y queso

Hoy es día 15 y toca “La recepta del 15”. Este mes está dedicado a la fresas. Y, aunque es un producto que me encanta y utilizo muchísimo me ha costado horrores decidirme por una receta. 
He hecho dos pero realmente no estoy muy contenta con ninguna de las dos. La que no os enseño es un flan de fresas que prometo perfeccionar y traer en el futuro. 
Luego está la que si os enseño. Es el pastel que le hice a Xavi el día 6 de mayo para su cumple. Está delicioso, pero se suponía que tenía que ser un “Red Velvet Cake” pero éste no es “RED”. Ya sé el motivo, el colorante que he utilizado no es el apropiado para esta preparación. La próxima vez lo compraré en gel. 
El bizcocho estaba genial. Súper esponjoso y nada pesado. Lo tomé prestado de “El rincón de Bea”, que como ya sabéis la mayoría, es una maestra en esta materia. 
No he hecho fotos del corte por pura rabia que tenia en el momento al ver que no había quedado rojo. Lo descubrí porque me quedó masa para unos cupcakes y los horneé antes. Hubiesen valido la pena las fotos ya que la capas de chocolate blanco y queso quedaron muy chulas. 


Pastel con fresones + chocolate blanco y queso

Ingredientes para una tarta de 16 cm de diámetro y 10 cupcakes:
Para el bizcocho:
125 g de mantequilla a temperatura ambiente
250 g de fructosa Bea le pone 275 g de azúcar, estoy intentando utilizar sólo fructosa en los postres)










2 huevos
280 g de harina de repostería 
15 g de cacao puro en polvo
1 cucharadita de levadura química
1 cucharadita de bicarbonato sódico
Una pizca de sal
240 g de buttermilk
Colorante rojo (Yo le puse Vahiné y fue un desastre, debí hacerle caso a Bea y ponerle dos cucharadas de colorante de Americolor o Wilton, la próxima…)
1 cucharadita de vinagre blanco
1 cucharadita de esencia de vainilla
Para la cobertura y el relleno:
2 tabletas de chocolate blanco 
1 tarrina de queso freso cremoso
Fresones, no pongo cantidades, a gustos yo le puse un montón. 

Preparación:
Precalentamos el horno a 170ºC.  
Por un lado mezclamos la fructosa con la mantequilla. Hasta que blanquee. Reservamos. Por otro mezclamos tamizados todos los ingredientes secos. Y por otro los líquidos. 
A la mezcla del azúcar y huevos le añadimos los huevos uno a uno, hasta que no esté bien incorporado el primero no ponemos el segundo. Incorporamos la mezcla de ingredientes secos en tres veces y en dos los líquidos. Acabamos la mezcla por los ingredientes secos y los mezclamos todo muy bien. 
Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante unos 20- 25 minutos. Como siempre la prueba del palillo es lo más efectivo. 
Una vez esté listo lo dejamos enfriar sobre una rejilla. 
Nos ponemos con la cobertura y relleno. Derretimos el chocolate blanco en el microondas. Le añadimos el queso cremoso. Reservamos. 


Cuando el bizcocho esté bien frío lo cortamos en tres capas y rellenamos con la mezcla de chocolate. La capa queda más bonita si es bastante abundante. 
Cuando hayamos rellenado las tres capas pasamos a cubrir el pastel. La cobertura también tiene que ser abundante y podemos darle un poco de forma con la espátula. 
Finalmente lavamos y cortamos al gusto la fresas y las utilizamos para adornar el pastel. Nosotros le pudimos una buena capa en la superficie y algunas en los laterales. 


Al cumpleañero le gusto, aunque es de poco dulce. Os ha gustado a vosotros?