Carrilleras de atún con escabeche de rebozuelos y escalonias

Vengo con otra receta de carrilleras pero no desesperéis, hoy son de atún. Toda la vida sin hacer carrilleras y ahora en la misma semana las publico dos veces.
Os habréis dado cuenta que los escabeches han inundado la blogosfera y la razón, por si no lo habéis averiguado ya, es que los chicos de “La recepta del 15” nos han pedido, pues eso, ESCABECHES. 
Me ha costado encontrar la receta ya que es una preparación que no había utilizado nunca y que además hacía años que no comía. Cuando era pequeña mi padre lo había hecho alguna vez pero he de reconocer que aunque a él le encantaba a mí, ni fu, ni fa. Más bien fu. Para que vamos a engañarnos. 
Por ese motivo no he encogido una receta de carnes o pescados que me parecían demasiado potentes para llevar tanto tiempo sin probarlo. Se me encendió la lucecita y utilicé la web del programa de TV3 “Cuines” y vamos, es como una enciclopedia gastronómica, siempre encuentro lo que busco.
El resultado ha sido exquisito porque además de utilizar atún que me encanta, me ha dado la oportunidad de conocer nuevas formas de cocinar los rebozuelos o “rossinyols” una seta que me encanta pero que hasta ahora solamente la había comido a la plancha o en tortilla. 
Carrilleras de atún con escabeche de rebozuelos y escalonias

Ingredientes para cuatro personas:
4 carrilleras de atún 
300 g de ajos tiernos congelados
400 g de rebozuelos
24  escalonias
1/2 litro de caldo de verduras
Aceite de oliva 
Tomillo
Sal 
Sal en escamas
40 ml de vinagre de vino blanco
25 g de mantequilla sin sal
Preparación:
Ponemos a freír en una sartén con unas gotitas de aceite las escalonias peladas. Salamos. Cuando empiecen a dorarse le añadimos la mantequilla y lo dejamos un par de minutos más. Pasado ese tiempo le ponemos el caldo de verduras y lo dejamos que cueza a fuego lento hasta que haya reducido el líquido. 
Por otro lado, ponemos en una sartén con un poco de aceite a freír los ajos tiernos. Cuando empiecen a coger color le añadimos los rebozuelos. Los rehogamos tres o cuatro minutos, salamos y echamos el vinagre y unas ramas de tomillo. Dejamos reducir el vinagre, sin que llegue a consumirse del todo. 
Cuando tengamos el resto de ingredientes preparados empezamos a hacer el atún en una plancha que deberá estar bien caliente. Dependerá del punto al que os guste el atún. A mí me gusta crudo por tanto lo hago en la plancha súper caliente y enseguida le doy la vuelta. De esta manera por el centro el atún está crudito. 
Para presentar el plato como veis en la foto yo he hecho cortes con el atún aprovechando esa carne roja del centro. Y a lado y lado he dispuesto el resto de las partes del plato. Por un lado es escabeche de rebozuelos y ajos tiernos y por otro las escalonias con su salsita. Por último he espolvoreado unas escamas de sal. 
Bon profit y larga vida a “La recepta del 15”
Fuente: Adaptación de la receta de Xavier Franco del “Restaurante Saüc” de Barcelona

Risotto de la Muerte para Pakus de Lazy Blog

Hace unos días decidí presentarme al concurso que ha organizado Pakus de “Lazy Blog”. Desde entonces he estado estudiando su blog y la infinidad de recetas que hay en él. El concurso consiste en hacer una receta suya, puede ser una libre interpretación o textual, no hay límites. El premio es un lujazo. Próximamente se editará un libro con recetas de Pakus hechas y fotografiadas por él y a éstas acompañarán las premiadas en el concurso, realizadas por los participantes. Qué chulo, verdad!!
La cuestión es que me ha resultado muy difícil escoger una, ya que su recetario es extensísimo y además muy atractivo, y yo soy bastante indecisa.
Una de las recetas que más me llamó la atención fue el Risotto de la Muerte, pero claro, no estamos en temporada de setas y pensé que no podría hacerlo. Pero mira por dónde el viernes fuí a comprar carne ecológica. En la tienda, que está dedicada exclusivamente a la comida ecológica y sostenible, me pasé cuatro horas alucinando con la cantidad de productos que tenían. Me los hubiese llevado todos. Y ¡Mira por dónde! tenian trompetas de la muerte deshidratadas!!! Oé, Oé, Oé!! Ya aproveché y compré el arroz arborio biológico, Parmesano ecológico y también el vino, que por cierto, me pareció delicioso.

Os pongo el enlace de la receta de Pakus para que veaís la receta original y también  el porqué del nombre.

Como veís a mí no me ha quedado tan oscurito com a él. Supongo que será porque mis setas no eran frescas o quizás la cantidad, no sé…
Es un plato delicioso, el sabor de las trompetas me ha encantado, desde luego es una buena opción comprarlas deshidratadas fuera de temporada.
Antes de poner la receta os quiero decir que he doblado todas las cantidades, con respecto a la receta de Pakus. Somos bastante comilones y para nosotros es un plato único. Donde Pakus pone queso rallado yo he puesto el Parmesano que compré el viernes. Y después cada uno en su plato añadió un poco de parmesano recién rallado, somos altamente queseros!
Risotto de la Muerte 
Con esta receta participo en el “Concurso Gastronómico Cocinando con Lazy Blog ” patrocinado por
Artemática Producciones, Carnes Villa María,  I Love Aceite,  Boffard y  Pyrex.

Ingredientes para cuatro personas:
500 g de arroz arborio biológico
Una bolsa de Trompetas de la muerte deshidratadas
1 cebolleta
50 g de pimiento rojo
50 gr de calabacín pelado
100 ml de vino blanco ecológico
50 g de mantequilla caliente
50 g de parmesano rallado
1 litro de caldo de verduras (Pakus lo puso de pollo) 
250 ml de agua de haber hidratado las setas.
Aceite de oliva
Sal
Preparación:
En el caso de que utilicemos las setas deshidratadas deberemos hidratarlas cubriéndolas con agua durante 4/5 horas. 
Cortamos muy pequeño tanto la cebolleta, el pimiento y el calabacín y lo ponemos a freír en una olla con aceite de oliva. Cuando la cebolla empiece a estar transparente le añadimos el arroz. Lo movemos todo para que quede bien mezclado. Como dice Pakus en su receta, el punto para añadir las setas será cuando el arroz empiece a estar traslúcido por el exterior y blanco en el interior. Volvemos a moverlo todo bien para que se unan todos los sabores y añadimos el vino. 
Una vez se haya evaporado el alcohol podemos empezar a añadir el caldo de verduras poco a poco y removiendo continuamente para que el arroz vaya soltando todo el almidón. Así iremos añadiendo cucharón a cucharón y dejando que prácticamente se haya consumido uno para añadir el siguiente. Sin pasarnos, no se nos vaya a pegar el arroz!!
Justo antes de apagar el fuego le añadimos una mezcla hecha con la mantequilla caliente y el queso fundido. Comprobamos la sal. 
He puesto en los ingredientes el agua de hidratar las setas ya que no tuve suficiente con el litro de caldo y le puse un poquito de este agua que le aporta más sabor que el agua del grifo. 
Al emplatar le puse un crujiente de parmesano hecho al horno. 
Mil gracias Pakus por esta receta y por tu blog!!!
Bon profit!